Cómo John y Yoko aplican los valores Ibero en su vida